Sin duda alguna, se trata de uno de los casos más significativos en cuanto a fenomenología paranormal y eco en la ciudad a través de los medios de comunicación se refiere. Hablamos de un edificio ubicado en una de las calles más céntricas y comerciales de Granada (C/ Mesones), actualmente oficinas del catastro.

 

ORIGEN DEL FENÓMENO

Tenemos que remontar al año 1986 cuando Concepción Castilla, una funcionaria de la diputación que trabajaba entonces en el edificio, vive una serie de fenómenos inexplicables y se pone en contacto con Juan Burgos, vidente y miembro del grupo de investigación Grupo Omega, que llevaría a cabo la primera investigación de los sucesos en el inmueble.

Según Castilla, eran constantes los movimientos extraños de objetos, el abrir y cerrar de cajones de los escritorios, la sensación de sentirse observada o de no estar sola, los ruidos por los pasillos o el funcionamiento del ascensor, que bajaba, subía y abría sus puertas sin que nadie le hubiera llamado.

El jefe de mantenimiento del edificio, José María Moya, también aportaría su propio testimonio. Sufrió uno de los episodios más impactantes cuando una noche, durante un servicio, observa como una luz azulada va acercándose hacia él, lo empuja y lo tira sobre un sofá hasta ahogarlo. Entre miedo e impotencia, se levanta bruscamente dando un grito, sin saber qué estaba ocurriendo.

Los vigilantes jurado, interrogados, coincidían en los movimientos de objetos y ruidos inexplicables durante sus rondas nocturnas. Incluso los perros que les acompañaban se negaban a pisar oficinas concretas, llegando a revolverse contra sus dueños cuando éstos insistían en entrar.

 

INVESTIGACIÓN GRUPO OMEGA

Tras recoger los testimonios de los testigos, el Grupo Omega se dispone a pasar una noche en el inmueble y consigue el correspondiente permiso. La investigación, bajo vigilancia de guardas jurado y personal de la diputación, se llevaría a cabo el 21 de diciembre de 1986. Algo inédito por parte de una organización gubernamental.

Esa misma noche el grupo conseguiría unos resultados realmente llamativos. Se obtendría evidencias del fenómeno, a través de la aparición de una figura oscura paseándose por el despacho del presidente de la corporación, y de unas muestras auditivas, como la amenazante psicofonía “…os arrepentiréis”. El propio investigador Juan Burgos viviría en sus propias carnes lo imposible. Sufriría una descarga eléctrica junto a una de las paredes, formándose un rostro con el humo y apareciendo en su brazo las señales de una mordedura.

Tras los sucesos, se recurrió a un dibujante y caricaturista granadino para realizar un retrato robot según las declaraciones de Burgos. El resultado se publicó en varios medios de comunicación. Fueron vecinos del lugar y numerosas personas los que reconocerían en el dibujo al sacerdote Padre Benito.

 

ESTUDIO HISTÓRICO DEL LUGAR E INVESTIGACIÓN PROPIA

Como investigador, uno de los primeros pasos, para dar con lo que podría provocar esos fenómenos extraños, es el minucioso examen de la historia del edificio, cuyo papel resulta ser sumamente importante. Participaba entonces en una investigación del grupo granadino SIB Betelgeuse, que aportó datos relevantes del lugar.

  • Ya era conocido que el edificio se asentaba sobre una construcción muy anterior. Una ermita dedicada a Nuestra Señora y San Roque, datada en el 1501.
  • Pero ése no había sido el primer templo religioso erigido en este preciso enclave. Recurriendo a archivos arquitectónicos y diferentes bibliotecas (Historial del Arte), pude descubrir y certificar que en el siglo XIV ya se alzaba una mezquita. Cuando el arrabal nazarí estaba plenamente consolidado, se levantó la mezquita de al-Haddadin, para el gremio de herreros, que ocupaba la actual calle Mesones.
  • En 1585, se ampliaría la ermita incorporando un edificio colindante perteneciente al hospital y tomando el nombre de De la Vera Cruz. Es cuando la iglesia se formaría, construyéndose las capillas laterales y albergando el órgano.
  • A partir de 1626 y hasta su inauguración el 27 de noviembre de 1639, se remodelaría el templo para convertirlo en la iglesia de la Magdalena.
  • Tras la desamortización de Mendizábal a principios del XIX, la iglesia quedó cerrada y vendida posteriormente a un particular.
  • En 1895, por motivos estructurales y arquitectónicos, se derrumbaría algunas capillas y la torre de la iglesia de la Magdalena y se transformaría el inmueble en un almacén de telas Almacenes la Magdalena. La fachada, acorde con los demás edificios de la calle Mesones, desentonaba con la decoración interior, manteniéndose intacta la del templo cristiano. Pude comprobarlo gracias a la amabilidad de don Miguel Pérez de la Blanca, nieto del dueño original, quien me enseñó algunas fotografías de dicho almacén.
  • En 1972, se demolería definitivamente la iglesia para acoger los grandes almacenes Woolworth, multinacional británica. Fue entonces cuando se descubrieron restos óseos entre los muros originales del viejo templo. Miguel Pérez de la Blanca explicó que entonces no se dio parte a las autoridades para no paralizar las obras y se enterraron los huesos en una fosa común central. Una noticia que me dejó boquiabierto.
  • La actividad comercial del inmueble se paró apenas ocho años más tarde, el 4 de octubre de 1980. Se achacaron los malos resultados al edificio que decían ser “maldito”, y no a las pésimas ventas a nivel nacional.
  • En 1985, la administración pública adquiriría el solar para instalar las dependencias de la Diputación de Granada. Durante las obras de acondicionamiento, los albañiles señalarían la pérdida de herramientas y planos, que volvían a aparecer de forma misteriosa en lugares menos sospechados.

 

LEYENDA

El protagonista de la leyenda que hay detrás de los sucesos es, sin lugar a dudas, el sacerdote reconocido como Padre Benito. Pudiera haber estado al cargo de la iglesia de la Magdalena y haber “tapado” los emparedamientos de personas e incluso niños de las paredes del templo…

 

CONCLUSIÓN

Parece increíble que la historia y sus diferentes etapas arquitectónicas cogieran tanto sentido en la investigación de este emblemático edificio de Granada. Aparte de la leyenda, es, desde luego, con lo que me quedo como investigador.

 

Juan Manuel García, guía de Rutas Misteriosas
Descubre la historia completa de la Diputación de Granada de la mano de un investigador y experto en parapsicología en la ruta nocturna Enigmas de Granada.